Con trabajos en laderas y quebradas protegen cuencas abastecedoras de agua

Uno de los principales impactos que causaron los devastadores incendios de comienzos de año, tiene relación con la desprotección y daño del suelo. Para esto, se están implementando diversas medidas que permitan proteger estos terrenos, especialmente en cuencas abastecedoras de agua para el consumo de comunidades vecinas.

 Como parte de estos trabajos, se identificaron diversas cuencas con diferentes grados de afectación por los incendios. En estos sectores actualmente se desarrolla una serie de buenas prácticas, beneficiando potencialmente a 56.150 personas que utilizan los cursos de agua para su consumo diario.

 Los sectores de Santa Olga, Quivolgo y Las Catalinas, en Constitución, son ejemplos de lugares en el Maule donde se encuentra este tipo de cuencas y donde se están realizando medidas de protección. Aquí, las técnicas desarrolladas en laderas y quebradas tienen relación con la contención del suelo, la infiltración del agua lluvia y trabajos específicos en zonas de mayor fragilidad de suelos, como en los sectores con cárcavas.

Noticias Relacionadas

Construcción de sistema de agua potable para Santa Olga muestra más de un...

Julio 2018

Ver más

Con trabajo conjunto, comunidades, empresas y organismos públicos se unen ...

Diciembre 2017

Ver más

El helicóptero de combate de incendios más grande del mundo vuelve a Chile

Diciembre 2017

Ver más